Nació el 7 de abril del 2017, “The Alabaster Jar” comenzó como un blog personal, escrito por nuestra fundadora Eve Magaña en el que compartía diferentes experiencias e historias que habían marcado su vida espiritual, con el objetivo de llevar un mensaje de esperanza a personas que se sintieran identificadas o en la misma situación.

La primera entrada de su blog, en la que hablaba de su situación de desempleo actual y la forma en la que Dios estaba cambiando su vida en medio de esa prueba, tuvo una cantidad considerable de visitas y respuestas  por la forma en la que resonó en corazones de familiares, amigos y desconocidos.

Uno de los lenguajes del amor de Eve son los regalos. Y por su situación económica de ese momento, se vió limitada a dar regalos a sus amigos para sus cumpleaños o en fechas especiales, por lo que optó por obsequiar versículos bíblicos impresos. Tuvo una respuesta MUY positiva y vio como algo tan sencillo con un mensaje especial podía impactar vidas.

Durante este tiempo de espera, sirvió como voluntaria en algunas organizaciones sin fines de lucro y se dio cuenta de la gran necesidad de estos ministerios por recaudar fondos. Cualquier tipo de ayuda era valiosa. Poco después notó que tenia un talento dado por Dios en la escritura y nació en su corazón un deseo muy grande por ayudar a estas organizaciones y vio como Él iba entretejiendo una visión.

Es así como “The Alabaster Jar” se convierte no solo en un blog enfocado en diferentes temas y estudios bíblicos para todas las edades, si no que también en una tienda “pop up” y online de productos y accesorios con un mensaje de amor y esperanza, con el objetivo de generar ingresos y al mismo tiempo ayudar a diferentes ministerios Cristianos y organizaciones sin fines de lucro.

Nuestro nombre nace inspirado por la historia de Jesús en Mateo 26 que relata como una mujer se le acerca con un frasco de Alabastro  que contenía un perfume de muchísimo valor y comenzó a derramarlo sobre Su cabeza. “The Alabaster Jar” (El frasco de Alabastro) es una metáfora en donde el frasco es el corazón y lo que va adentro es el perfume, lo valioso de todo. Creemos que ese perfume es todo lo bueno que Dios a puesto en nosotros y lo único que podemos hacer es compartirlo como testimonio de todo lo que Él ha hecho.

Top